Entre los indispensables de toda madre siempre encontramos la trona, este producto tan necesario para el bebé principalmente a partir de los 6 meses, no solo útil para que el bebé aprenda a comer y experimente con los diferentes alimentos, sino que también en muchas ocasiones nos va servir para que el niño se integre a la familia y sienta que forma parte de ella. Es por eso que a la hora de elegir una trona debemos tomar en cuenta varios aspectos.

En primer lugar, siempre debemos considerar la seguridad, una trona segura  y estable con una fijación adecuada, y con sistemas de seguridad que nos serán de gran ayuda desde muy temprana edad cuando el niño todavía no es capaz de sentarse por sí solo.

Comodidad, la trona debe tener fijación rígida pero también cómoda para el niño, el acolchado del asiento o del tapizado garantizan la comodidad.

El material, las hay de diferentes materiales, las que destacan son las de madera y plástico, y su diferencia básicamente radica en lo fácil a la hora de limpiar, por ejemplo, las de plástico suelen ser bastante higiénicas y no son tan pesadas como las de madera, que suelen ser mas duraderas y de diseño más adaptable a cualquier decoración.

Smiling blue-eyed baby in highchairEl tamaño, en este caso el tamaño importa y mucho, y todo va depender del espacio que dispongamos en nuestra casa para colocar la trona, debemos tomar en cuenta que no sobrepase en el espacio para no tener que montar y desmontar cada vez que damos de comer al niño.

También las hay plegables o fijas y según nuestro espacio y nuestras necesidades podemos optar por una o por otra.

Evolutivas, debemos tomar en cuenta que al ser evolutiva podríamos utilizarla por más tiempo, algunas se convierten en sillas para cuando son más grandecitos.

Tronas 2 en 1 también existen modelos que pueden ser utilizados desde el nacimiento, si tu caso es buscar una trona de este estilo, combinan lo que es una especie de hamaquita para los primeros meses y luego se convierte en trona.

Bandeja Extraíble, no es esencial como aspecto característico pero esto nos facilita la tarea de sacar al niño o sentarlo y también de limpiar con más facilidad los restos de comida.

Fácil traslado, hay muchas tronas que se pliegan con facilidad y están hechas para facilitar el traslado de un lugar a otro, pero sin embargo si estás buscando trasladar o llevar la trona muy seguido, para ello entonces podrías optar por las tronas de viaje que son asientos que se adaptan a cualquier tipo de silla o mesa.

Lo importante es que se adapte tanto a tu presupuesto como a tu estilo de vida o tus condiciones, y si tienes dudas de cual escoger entre tantas posibilidades, no dudes en consultar las opiniones de otras mamis aquí y contarnos tu experiencia si ya has utilizado alguna trona.