Tanto si estás embarazada, como si ya eres mamá, las clases de MAMIfit son una forma divertida de estar en forma y sin tener que dejar a tu bebé al cuidado de otras personas.

Una de las tantas preocupaciones de las embarazadas es la pérdida de la figura, especialmente cuando se trata del primer hijo. Y es que para tener el mejor regalo del mundo en nuestras manos, es necesario que nuestro cuerpo cambie. Un cambio al que hay que adaptarse, pero no por eso negarse a seguir estando en forma y guapa.

Algo que se puede conseguir con las clases de MAMIfit, un concepto de fitness pre y post parto, fundado hace ya 6 años por una mamá emprendedora. Estas clases ya se imparten en más de 80 localidades de España, muchas de ellas se realizan al aire libre, de manera que también disfrutarás del aire puro y del buen tiempo.

Solo tienes que escoger la clase que se adapte a ti: MAMIfit embarazadas para la preparación y puesta a punto para el parto, que puedes hacer desde el primer día que te enteras de tu embarazo hasta que das a luz; MAMIfit  mamás y bebés para la recuperación post parto, una vez pasadas 6 u 8 semanas del parto; y MAMIfit a domicilio si prefieres hacerlo desde casa.

Lo mejor de todo, es que siempre podrás realizar estas clases con tu bebé, sin necesidad de tener que depender de terceras personas. Otro plus más para esta actividad es conocer a otras mamás en las mismas situaciones, con las que poder compartir experiencias, tips y hasta resolver algunas de tus dudas.

¡Ya no tienes excusas para mantenerte en forma si eres mamá!