Mi concepto de España y Estados Unidos a grandes rasgos. Mis diferencias entre uno y otro país, mis particularidades en cada uno. España es mi lugar de nacimiento, mi zona de confort. Toda mi família reside en España. Estados Unidos es mi país de acogida, mi nueva aventura. Mis nuevos amigos y mis nuevas experiencias residen aquí.

Blog-Roser-Post

Abrazos:

En España, yo soy muy achuchona, muy teletubbie. Me gusta (y estoy acostumbrada a ello), dar la mano y un beso en cada mejilla a las personas que conozco. Y un abrazo cuando nos despedimos.

En Estados Unidos, lo de tocarse no se lleva. Con suerte te dan la mano, pero con reticencia. Eso si, cuando ya se trata de amistades, no de simples conocidos, un abrazo cuando te encuentras y otro cuando te despides es muy típico.

Colegio:

En España, los niños iban al cole al que había asistido su padre de jovencito. Conocíamos a un montón de gente, nos reencontramos con gente con la que no coincidíamos desde la pubertad y que ahora también eran padres… El sistema era el mismo en el que nosotros habíamos estudiado, era lo conocido.

En Estados Unidos, mis niños van a un cole público. Su cole tiene mucha diversidad cultural y estamos haciendo amistades con gente que, aunque nacida en Estados Unidos, tiene sus orígenes en el exterior. Gente los abuelos de los cuales escaparon de Europa durante la segunda guerra mundial, gente con orígen asiático,… mezcla pluricultural e interesante.

Compras:

En España, compraba en el super que me quedaba más cerca entre trabajo y casa. Conocía los productos e iba rumbo fijo y rápido a por la compra semanal. Las cajeras no eran ni simpáticas ni antipáticas.

En Estados Unidos, los productos se asemejan a los españoles. Las grandes marcas internacionales que yo conocía de España evidentemente están en América. Aquí he descubierto la comida orgánica, hay supermercados muy populares donde sus productos están todos etiquetados con la palabra Organic, que para ellos significa sano, sin aditivos, sin conservantes, con animales criados en el campo.  Las cajeras acostumbran a darte los buenos días y son bastante simpáticas.

Cultura:

En España, todo lo tenemos integrado desde la infancia. Las canciones de cuna son las mismas que ya me cantaban a mi, las tradiciones no nos las han contado, las hemos vivido nosotros mismos. La gente es risueña, a veces, un poco pesimista, generalmente.

En Estados Unidos, queremos aprender de la nueva cultura en nuestro nuevo entorno. Hemos visitado lugares que mucha gente de la zona no ha visitado aún, somos medio turistas medio habitantes intentando integrarnos en un sistema nuevo que queremos aprender. La gente por la calle es muy simpática y son demasiado optimistas en sus valoraciones.

Familia-Blog-Roser

Familia:

En España, vivíamos en el pueblo que nos vió naces a mi marido, a mi, a nuestros hijos. Cerca de padres, hermanos, tíos, amigos de toda la vida.

En Estados Unidos, la família está formada por los cuatro, mi marido, mis hijos y yo. Somos nosotros. Estamos haciendo nuevas amistades, hemos encontrado ya gente afín, pero no tenemos cerca a padres y hermanos.

 

 

Mamá:

En España, mamá trabajadora. Sintiéndome mal por no dedicar suficiente tiempo a mis hijos, sintiéndome mal por no dedicar suficiente tiempo a mi trabajo. Siempre corriendo de aquí para allá e intentando buscar un equilibrio.

En Estados Unidos, mamá ama de casa. Buscando trabajo puesto que, aunque es un regalo poder dedicarte a tus hijos, sientes que necesitas y puedes dar un poco más de ti como persona independiente.

Niños:

España es, actualmente para mis niños el lugar de reencuentro con los abuelos, los primos, aquellas personas que los miman y que harán lo que mis niños quieran, puesto que el tiempo de visita es corto.

Estados Unidos es su nuevo hogar, donde se han integrado perfectamente en el cole y donde empiezan a afianzar sólidas amistades (y primeros amores).

Moda:

En España, me gustaba vestir a mis hijos con camisa y tejanos. Y a mi me gustaba ir con tacones de vez en cuando.

En Estados Unidos, mis hijos van siempre en chandal y camiseta, y tengo verdaderos problemas para que los fines de semana se vistan con tejanos. Mis tacones están aparcados y en su lugar las botas me sirven para el día a día e incluso los fines de semana.

Tiempo:

Tiempo-USAEn España, el invierno es frío y el verano muy caluroso. De un tiempo a esta parte, los inviernos son más suaves y también los veranos. Las temperaturas extremas, si acaso, son durante el verano.

En Estados Unidos, el invierno no es frío, no, es helado heladísimo que te congela la nariz si osas sacarla de la bufanda que te cubre el gorro que te has puesto, junto con el anorac, el jersei, la camiseta y todo lo que has encontrado a tu paso que te permita un mínimo movimiento para conducir. Los veranos, cálidos, con subidas y bajadas de temperatura, no pudiendo guardar del todo la ropa de invierno.

 

Por: Roser Rovira

“Soy mamá, soy emprendedora, soy buscadora de nuevas amistades y soy feliz. A veces lloro sin saber por qué, a menudo me río de mí misma, pero un cambio de vida como el nuestro pasados los cuarenta es extraordinario y vitalista. Me encanta contar mis experiencias de mamá expatriada en mi blog Mamá en Massachusetts