Llega la hora de dormir y no hay manera de que tu peque se quede tranquilo en la cama y que tú te puedas ir tranquilamente a tus cosas. Pruebas con un método, con otro, incluso puede que lo consigas por un tiempo, pero algo pasa y todo vuelve a empezar. ¡Una fórmula mágica para dormir a mi hijo, por favor!

Puede que te sorprenda, pero hay quien ha encontrado una forma de ayudar a dormir a los niños sin lágrimas, sin inventos, sin traumas. Es algo tan sencillo como un cuento. Sí, un cuento, narrado de una forma especial. La eficacia es tal que está dando la vuelta al mundo. Y no llega de la mano de ninguna gran editorial ni proyecto famoso, sino de un autor independiente que empezó publicando por su cuenta en Amazon.

El cuento en cuestión se titula “El conejito que quiere dormirse”. Su autor, Forssen Ehrlin lo define como “el equivalente verbal de la mecedora para dormir a un bebé”. A medida que avanza la historia, el autor mediante una narración estructurada para ayudar al niño a relajarse, va dando instrucciones de dónde se debe hablar más pausado, cuándo inducir un bostezo, e incluso decir el nombre del peque. 

Pero, ¡si solo es un cuento! Efectivamente, es así de fácil. Aunque no funciona igual con todos los niños, probarlo merece la pena.