Desde que hicimos un MBA en 2010 se despertó en nosotros la vena emprendedora, y hablo en plural porque para los que aun no lo sepan este proyecto somos 2 personas y no cualquier persona, somos amigos, compañeros, esposos y papás de Marcela.

En aquel tiempo estábamos en España y quisimos poner en marcha lo que fue nuestro Trabajo Final de Master (TFM), pero no pudo ser. Regresamos a Venezuela y nuestra vena emprendedora seguía latiendo con fuerza, pasamos por cajas regalo, un delivery de baterías para coches, todo muy bien estudiado y estructurado; pero la vida nos tenía preparado otro destino: volvemos a España ahora a por un Máster de Marketing Online y Comercio Digital, si si que nos gusta estudiar.

Pensando en lo que sería este nuevo TFM, queríamos que fuera algo real, que pudiéramos aprovechar y poder realizar nuestro anhelado sueño de emprender, por aquí también hubo un desfile de ideas y de darnos cuenta que las “buenas” ideas ya alguien mas las ha pensado y puesto en marcha. En una clase a Manuel (mi marido, se los presento) tuvo una epifanía cuando le hablaban de cómo una startup de reviews de libros había sido un éxito en USA.

Desde que nos convertimos en papás, habíamos querido hacer algo enfocado en el mundo de las mamás y sus bebes, bueno realmente yo quería ir por ese lado, estamos claros que el lado maternal lo tengo yo; Manuel es más de energías renovables y coches eléctricos (que también comenzó un blog, pero lo ha tenido un poco parado).

Luego de esa clase tuvimos una larga charla y decidimos aventurarnos con algo que nos atrapó desde el primer momento, una web de opiniones de productos para bebes, como lo llamamos nosotros “el TripAdvisor de productos para mamás y bebes”; donde lo más importante es que son los verdaderos usuarios de los productos los que opinen y digan si les ha funcionado o no y por qué.

Y así nos aventuramos a emprender, y de momento tener dos bebes, Marcela y Buenas Madres.